Los riesgos de comprar medicamentos en lugares no autorizados

03.06.2017

Los fármacos que se venden en la calle o en internet no están certificados, pueden estar manipulados y causar graves daños. El autodiagnóstico no es recomendado, el cuerpo puede reaccionar mal con lo que se está consumiendo.


Por Macarena Román

La venta de medicamentos en ferias libres, internet o redes sociales se está haciendo cada vez más habitual, aunque esta práctica puede traer graves consecuencias a la salud de quienes los compran.

Fotos tomadas en feria libre de Valparaíso.

Analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos son los fármacos con mayor porcentaje de recaudación por la PDI en ferias libres de Santiago, en el año 2016. Dentro del grupo de los antiinflamatorios se encuentran fármacos como el ibuprofeno, ketoprofeno o la aspirina, los cuales pueden traer consecuencias desde acidez hasta desarrollo de úlceras gástricas, significando un gran peligro para las personas.

Según Stephan Jarpa, ex director del Instituto de Salud Pública, los riesgos a los que se exponen las personas al comprar medicamentos en lugares no autorizados son: Daño por automedicación e intoxicación por productos intervenidos o deteriorados.

La compra de medicamentos en lugares no autorizados está siempre ligada a un autodiagnóstico, lo que puede generar complicaciones desde graves a letales, por la ignorancia en las dosis adecuadas o por un mal uso de los fármacos.

"La gente debe entender que por muy bajos costo de un medicamento o por facilidad de acceso, no siempre están adquiriendo un producto que traiga el beneficio que buscan. Además no existe control de lo que están adquiriendo, por lo tanto los efectos negativos que implica la automedicación están siempre siendo mayor al acceder por un mercado ilícito", señala Víctor Torres, diputado miembro de la comisión de salud.

Por otro lado el diputado comenta que aún no existe la discusión en el parlamento sobre la venta ilegal de fármacos, sin embargo, agrega que si se regulan los precios de los medicamentos el mercado negro podría ir desapareciendo. Jarpa por el contario, no cree que sea un problema de precios de los fármacos, sino que debiese haber sanciones a quienes los vendan, que el proceso cambie, según el Químico Farmacéutico no se puede seguir recaudando los fármacos, destruyéndolos y dejando libres a los vendedores, porque son estos los que vuelven al mercado con más medicamentos.

Cual sea la solución hay que considerar según Patricia Acuña, académica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, que el medicamento es un bien de salud, no es un bien de consumo, dependiendo de la dosis y de características particulares del fármaco y del paciente puede que genere efectos adversos considerablemente dañinos, lo que termina siendo peor que la enfermedad por la cual inicialmente se toma el medicamento. Falta educación para el paciente y población sobre los riesgos de los fármacos.


¿Cuál es la solución a este problema? ¿Reducir el costo de medicamentos o mayor fiscalización y multas a quienes incurren en estas prácticas?

 Queremos conocer sus opiniones, los invitamos a comentar y compartir este artículo en sus redes sociales.